Mi último Chuecadilly


Nada mejor que inaugurar este blog (ver la presentación) con el último artículo enviado a Libertad Digital y que se titula La derecha que entiende (y la que no se entera). Sin embargo, a las 20:52 horas del martes 16 de junio recibí una llamada telefónica de Daniel Rodríguez Herrera, quien de forma sucinta me informó de que Ld había decidido prescindir de mí.

-Esto es lo que hay -fueron sus últimas palabras en los aproximadamente 30 segundos que duró nuestra conversación.

-Vale, hasta luego -respondí yo.

No se sorprendan ni se les ocurra pensar nada malo de Dani, porque él simplemente estaba haciendo su trabajo. Es el procedimiento normal. En España la profesión nunca se ha distinguido por sus modales versallescos. Conozco casos en otros medios en los que la notificación duro bastante menos y estuvo acompañada de algún insulto, así que debo estar satisfecho, porque lo mío estuvo por encima de la media.

El artículo incluye una rectificación sobre lo que la semana anterior había dicho sobre José Javier Esparza, es decir, que todavía no había desmentido los rumores sobre su pertenenencia a CEDADE. En cuanto supe que en realidad sí lo había hecho, publiqué la rectificación en mi muro de Facebook y se lo hice saber a Mario Noya. Fue el 14 de junio, dos días antes de la llamada de Dani.

Aquí tienen la primera piedra de lo que, como adelanto en la presentación, espero sea un bello edificio del que ustedes serán los pilares. Como dicen en las películas, si les gustó Chuecadilly, you ain’t seen nothing yet (aún no han visto nada).

La derecha que entiende (y la que no se entera)

Duncan y su novio

Desde la victoria del PP en las europeas, marianistas, aguirristas y neomarianistas (cada día sale uno nuevo) recomiendan encarecidamente a Rajoy que tome nota del Partido Conservador inglés, de Angela Merkel y de los liberales alemanes. Me temo que más de uno se retractaría si supiera quién preside a los demócratas libres germanos o quiénes son los asesores de cabecera de David Cameron.

Harto de los escándalos sexuales de miembros de su partido (uno fue encontrado muerto en su casa vestido de mujer, a otro lo echó a patadas su mujer cuando se enteró de su lío con otro hombre) y de los Liberal-demócratas (el presidente dimitió por haber mentido cuando dijo que no era gay y su líder parlamentario también tuvo que renunciar debido a su doble vida: por las mañanas era padre de familia y por las noches amante de un chapero), un buen día David Cameron decidió que el destino de su país no podía depender de un puñado de reprimidos y un par de periodistas progres amigos del chantaje. Así que descolgó el teléfono, llamó a los políticos conservadores gays solteros y les espetó lo siguiente: “o sales del armario o nunca llegarás a ministro”. Se dice que también telefoneó a los casados, aunque aquí el mensaje fue bien distinto: “ya te puedes despedir de tu escaño. A partir de las próximas elecciones, las golferías te las pagas de tu bolsillo”.

Así es como nació la célebre “lista A gay”. Es decir, un grupo de hombres y mujeres sobradamente preparados a los que Cameron ofreció un buen puesto a cambio de que confesasen a los votantes que ellos nunca saldrían retratados en la portada de un periódico saliendo del atrio de una iglesia entre nubes de arroz y confeti, aunque tal vez sí del registro civil. Las bromas de la prensa de izquierdas no se hicieron esperar: “el Partido Conservador te necesita. No se precisa experiencia previa. Imprescindible ser homosexual y probarlo. Razon: David Cameron, Dave para los amigos”. Ya saben cómo son para esas cosas. No soportan que nadie les gane a su propio juego, sobre todo si lo hace mejor que ellos.

Y así fue. Nick Boles, fundador del think tank Policy Exchange, un grupo de liberal-conservadurismo punk que organiza mesas redondas para denunciar las subvenciones a la cultura y la existencia de canales de televisión pública y sugiere a todas las familias, tanto tradicionales como nuevas, que si quieren seguir recibiendo ayudas del Estado lo primero que deben hacer es evitar que sus hijos se conviertan en delincuentes juveniles,  se unió al equipo del líder. En la actualidad es el encargado del diseño e implementación de las propuestas del partido tras pasar varios meses como jefe de gabinete del alcalde de Londres, el dicharachero Boris Johnson.

James Margot.ashxOtro miembro destacado del grupo rosa de los tories es Margot James, empresaria de éxito y filántropa (se dedica a proporcionar vivienda a pensionistas pobres), a la par que lesbiana y vicepresidenta del partido. En cuanto al gabinete en la sombra de Cameron, tenemos en primer lugar a Chris Bryant, algo así como la versión masculina de Soraya. También a Nick Herbert, encargado de agricultura y medioambiente y fundador de Reform, otro think tank interesante que propugna la vuelta a una educación “rigurosa” y recortes presupuestarios en todos los departamentos ministeriales.

Y last but not least, el adorable aunque temible Alan Duncan, más que probable nuevo Speaker –presidente- de la Cámara de los Comunes cuando Gordon Brown convoque elecciones y las pierda.

Huelga decir que cualquier parecido entre esta gente y los que ustedes saben es pura casualidad. Todos provienen del sector privado, no de un chiringuito subvencionado, y a varios de ellos entrar en política les costó dinero. Y los que no lo tenían buscaron a otros que se lo dieron o prestaron. No todos son ricos de familia ni millonarios, pero se arriesgaron y ahí están, dispuestos a ofrecer a su gente un cambio en el que pueda creer, y que además se pueda permitir.

Cruzamos el Mar del Norte y llegamos a la República Federal de Alemania, donde el Partido de los Demócratas Libres (FDP), más conocido como Los liberales, vive uno de sus mejores momentos gracias al giro libertario realizado en los últimos años por su líder, el doctor en Derecho Guido Werstewelle. Según los analistas, el éxito de los liberales alemanes reside en tres puntos: apuesta sin ambages por la propiedad privada y la reducción del Estado del bienestar como mecanismos más eficaces para atajar el paro juvenil y fomentar la movilidad social ascendente, apropiación de la etiqueta “centro” y una política de imagen que los ha convertido en el partido in y moderno. Y si para eso Guido tiene que presentarse en el cumpleaños de Angela Merkel junto a su novio, el director ejecutivo de un festival ecuestre, y convertirse al día siguiente en portada de la prensa sensacionalista, tanto mejor. Al futuro ministro de asuntos exteriores de la RFA y a su chico les sobra clase y estilo para eso y mucho más.

Me encanta que David y Guido sean los nuevos role-models de Mariano, aunque algo como lo que han hecho ellos es impensable en el Partido Popular, y no porque falten mariquitas y bolleras prominentes (los hay a patadas) sino porque en la mayoría de las casos sus conductas dista bastante de ser ejemplares, así que mejor será que sigan en el armario, no vaya a ser que éste se abra y sólo salgan esqueletos. Por otra parte, los que se parecen a los chicos de Cameron y al líder de los liberales alemanes temen que la prensa convierta sus casos en atracciones circenses, algo bastante comprensible. Y hasta ahí puedo leer, como decían en el Un, dos, tres, porque estas cosas a nadie importan excepto a sus enemigos, que mucho y bien las aprovechan en perjuicio de todos.

Armodio y AristogenónDesde que la feliz pareja de tiranicidas formada por Harmodio y Aristogenón acabo con el pérfido Hiparco, una marica mala de verdad, en la Atenas de hace 2.500 años (de la antigua Grecia a Miguel Ángel, la aportación de individuos más o menos homosexuales a la civilización occidental excede con mucho su proporción demográfica), Europa nunca había visto nada igual. El padre Juan de Mariana, que como todos los hombres cultos de su tiempo estaba familiarizado con los clásicos, conocía el caso. Aunque tampoco su concepto de tiranicio era original. Se lo plagió a autores como John de Salisbury sin siquiera citarlos. En España llevamos varios siglos fieles a la máxima unamoniana: “¡que inventen ellos!”. Así nos va.

RECTIFICACIÓN: en el artículo de la semana pasada dije que hasta la fecha José Javier Esparza no había desmentido los rumores sobre su pertenencia a la organización filonazi CEDADE. Gracias a un avezado lector me entero de que sí lo hizo, en una carta personal publicada en el blog de Pío Moa:

… yo jamás he estado en CEDADE, ni en Falange ni en nada parecido. Mi única afiliación fue a AP en septiembre de 1982, donde entré de la mano de Verstrynge, y me di de baja pocos años después, cuando Fraga aplaudió la intervención de los aviones de Reagan contra Gadafi en el golfo de Cidra (ya ha llovido desde entonces); después, como es notorio, he seguido vinculado al PP, pero sin pertenencia asociativa. Cuando dirigí Hespérides, entre 1992 y 2000, publiqué colaboraciones de alguno que había militado en CEDADE, pero es que yo nunca he pedido pedigrí a nadie.

Lamento el despiste y celebro que el señor Esparza haya desmentido las acusaciones de pasado hitleriano. Sin embargo, su salida de AP tras la represalia norteamericana contra Gadafi por la autoría libia del atentado terrorista contra una discoteca de Berlín, y en general el apoyo del Gobierno libio a varias organizaciones terroristas, entre ellas ETA, me resulta un tanto llamativa. Supongo que el hecho de que Libia sea uno de los pocos países donde gente como yo está condenada a muerte es pura casualidad, aunque en el caso del señor Esparza las señales siempre parecen apuntar en la misma dirección. Además, como dice el locutor “ya ha llovido desde entonces”. O sea, que supongo que no hace falta preguntarle lo que piensa de Ahmadinejad. Menos mal.

chuecadilly@yahoo.es

27 Respuestas a “Mi último Chuecadilly

  1. Pingback: Guido superstar « El blog de Luis Margol

  2. Soy apasionada lectora suya y tuve la oportunidad de conocerle, ¡que sorpresa! tan joven y tan inteligente. Ay aquellos que tratan de imitarle como siempre imitan lo peor, me refiero a Fernando Herrera,Salvador Ulayar,Lisbetth Salander, Manuel LLamas,pobre Pablo Molina. LD le echa de esa forma tan delicada y usted no contesta; ese es Luis Margol..no le han entendido ha tratado de
    escribir con ironía que denota inteligencia, a veces con sarcasmo eso significaba que tenía que seguir la línea editoríal. ¿Sabran en LD quien era O.WILDE? NI SOMETIDO, NI SUMISO ADELANTE MARGOL

    • Si lo que dice sobre las imitaciones es cierto, la verdad es que me siento muy honrado. Nuncá pensé que terminaría marcando estilo. Gracias. Celebro que los lectores vayan encontrando este blog.

  3. Rolando Morelli

    Bueno, ya se te echaba de menos. Suerte en tu nueva aventura. Sigue escribiendo como hasta ahora y tendrás lectores. Lamento que no estés más en plantilla de L.D., pero a un tío como tú no le faltará la buena suerte, que seguramente te deseamos todos con sinceridad. Un abrazo,
    Rolando

  4. Hola Luis, ¿qué tal? Soy Fernando XL. Siento lo de LD porque yo creo que encajaban perfectamente ahí tus artículos, pero buenos ellos sabrán. Las formas no son las más ortodoxas, aunque esa manera de entender la libertad (y el liberalismo) tampoco lo son. Bueno, yo sigo en El Mundo, de momento (como sabrás aquí hay aprobado un ERE que afectará a 180 perosnas), para lo que necesites. Espero que te vaya muy bien con el blog y en todo lo demás que estés haciendo, que seguro no setá poco. Un abrazo.

    • Gracias. Celebro que digas no fueron formas, porque como cuento, gente que trabajó en otros medios (no El Mundo, eso es verdad), me dijo que normalmente las cosas se hacen así en España. Un abrazo. Si has sobrevivido al ERE, podrás con todo.

  5. Hola, Luis.

    Celebro el advenimiento de tu nuevo blog, te pongo un link.

    En lo de “Esparza sí, Esparza no” soy virgen. Bueno, como en todo…

    Un abrazo,

    David

  6. Aunq me sabe mal la noticia de LD en términos laborales, puedo aventurarme a creer que aquí leeremos un Margol mucho más libre aún, fuera de los manuales de estilo y condicionamientos empresariales.

    Como alguien dijo antes “primero Girauta y ahora tu”, pero a veces el nivel de un medio se mide por sus ausencias.

    “El blog de Luis Margol”, directo a mi RSS!
    Bienvenido a la blogocosa, Luis…

  7. Buenos días, Luis.

    El fin de semana anterior me extrañó no ver tu crónica…y ahora mismo veo el porqué.

    Hace nada Girauta y ahora tú.

    En fin, Serafín, te seguiremos por aquí.

    ¡Suerte!

  8. Parece que son los bisexuales los que lo tienen más crudo en la guerra de la pureza: una pata blanca y la otra negra. Te leeré en otro sitio.
    Un abrazo.

  9. Por Dios, por Dios, por Dios…:

    “Asimismo, habrá una sección llamada Chuecadilly en la que iré colgando artículos de LD y otros sitios, todos convenientemente purgados de faltas de ortografía y de redacción y puestos al día cuando proceda.”

    Me ha faltado aire para reírme. Añadiré esto a favoritos.
    Enhorabuena, el mundo es suyo, Sr. Margol.

    • Don Anatole, no era mi intención hacer reír, aunque ahora lo estoy haciendo yo. Si con editor se colaban algunas cosas, imagínese ahora que lo hago solo.

  10. En finnnnnn!!!!

    Que dura es la vida del escritor crítico…

  11. Aquí también hablan de Esparza en los mismos términos que el link de Flor: http://www.afuegolento.com/recetas/casa/3264/

  12. Adiós Chuecadilly, hola al mundo!

  13. Felicidades¡ Porque no soy gregaria te seguiré.Besos Edurne

  14. Aquí tienes algo más sobre Esparza.
    http://es.wikipedia.org/wiki/Club_Aurora
    ¿Y Libertad Digital se dedica a proteger a un señor así ? Es la repera.

  15. Mucha casualidad lo de Libia. Por otra parte, Gadafi financiaba a CEDADE. Pero todo es casualidad.

  16. ¡Bienvenido a la “blogosfera”, Luis!

  17. Alvaro Lodares

    leeré tu blog con pasión como siempre. Como seguidor incondicional tuyo ahí donde escribas ahi que estaré yo para leer.

  18. Luis, no puedes ser la última!!!

  19. Ya te estaba echando de menos. Espero que publiques todo en facebook para enterarnos y leerte. Je, je, quién dijo que los gays son progres. Estos son unos héroes. Casi me da envidia, pero ya es tarde para mí.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s