El silencio de los cobardes


gay-marriage-300

Steve Chapman, una de las pocas voces liberales de los grandes periódicos de papel de los EE.UU., preguntó a tres célebres figuras del conservadurismo social de su país sobre las consecuencias de la legalización del matrimonio entre personas del mismo sexo en seis estados de la Unión. Sus respuestas le dejaron atónito.

Ya que el matrimonio gay está vigente en varias partes del país, dentro de unos años seremos capaces de precedir su las ominosas consecuencias anunciadas por los conservadores -debilitamiento del matrimonio, más niños en hogares rotos, poligamia legal etc..-. De modo que Steve contactó con algunas personas que se han hecho famosas, y en algunos casos ricas, gracias a su oposición al matrimonio entre iguales en libros, artículos en los principales medios de comunicación y debates televisados para toda la nación, para que se reafirmasen en las cosas que llevan diciendo desde hace varios años. Por alguna extraña razón sus respuestas fueron bastante menos concretas que en otros casos:

Maggie Gallagher, presidenta del Institute for Marriage and Public Policy: “perder esta batalla significa perder la civilización americana”. En estos términos rehusó responder la pregunta de Chapman a pesar de que su think tank ha publicado toneladas de material sobre la cuestión. ¿Acaso sufre amnesia?

Stanley Kurtz, del Ethics and Public Policy “el matrimonoi gay pondrá en marcha una serie de amenazas contra la ética de la monogamia de la cual la institución del matrimonio nunca se repondrá”. Chapman le pidió que fuese más específico. Tras un e-mail y un mensaje telefónico, el señor Kurtz todavía está pensando su respuesta.

David Blankenhorn, presidente del Institute of American Values y autor de un libro titulado The Future of Marriage. “No estoy de acuerdo con los que dicen que [el matrimonio gay] no tendrá repercusiones. Pero más allá de eso, nadie puede decir que pasará”. Extraña respuesta para alguien que ha escrito un libro entero sobre el matrimonio. ¿Es que de repente a algunos teoconservadores se les ha comido la lengua el gato? ¿Es eso todo lo que pueden decir después de dedicar decenas de millones de dólares ajenos a la supuesta defensa e investigación de los valores contra el asalto nihilista? Lo menos que uno puede decir es que ha sido dinero muy malgastado. Si yo fuera uno de sus donantes, pediría un reembolso de inmediato. ¿Y ustedes? Vaya estafa. Más de uno debe de estar pensando en contactar con algún abogado como los que vemos en Boston Legal. Ya saben, “yo les di mi dinero para que hablasen del asunto, y cuando les preguntan no dicen nada”. Panda de chorizzos.

Steve titula su columna “El extraño silencio”. Yo, que soy menos cortés que él, le habría puesto “Más cara que espalda”.

Otros textos recientes del autor que me parecen especialmene interesantes tratan asuntos como el prohibicionismo paternalista del Estado, la malhadada reforma de la sanidad propuesta por el presidente Obama y la verdad sobre la brecha salarial que tanto les gusta denunciar a las feministas.  Champagne for the Brain.

chuecadilly@yahoo.es

Una respuesta a “El silencio de los cobardes

  1. De que se pierde el sentido de los finales envueltos en las formas de las burocracias, los despachos enmoquetados y el jabón se pierden las ganas por lo que se está haciendo y las ideas. Si es que alguna vez las hubo.

    John W.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s