El bodorrio de la Cospe y la nueva inquisición


decospedal

Lo de la Cospe con ese más que madurito interesante no ha sido el típico bodorrio pepero al uso (por fin aprendieron), sino algo bastante más normal y discreto, quizá incluso demasiado. Pero como casi siempre que un político se casa, el acontecimiento ha sido empañado por las acusaciones al presidente de Castilla-La Mancha de querer estropearle la boda a la señora. Déjalo estar, chica. A ciertas edades la luna de miel es lo de menos. La podéis posponer a cualquier otra fecha. Como si no hubieseis tenido ya vuestros viajes y momentos románticos aquí y allá. O haberte casado en Agosto.

Luego están los progres que se han lanzado a la yugular denunciando la incompatibilidad entre el estilo de vida de Cospedal y los principios de su partido. Menuda gilipollez. Como el novio es divorciado, denuncian que los peperos son progres en la intimidad y represores en público (María Antonia Iglesias dixit). Que yo sepa, el PP no está en contra del divorcio. No sé si lo estuvo la AP de los setenta, pero aquello fue hace 30 años. Creo que la tasa de divorcios entre políticos del PP es bastante más alta que en el PSOE.  Otra cosa son los cuatro carcas frikis que pupulan por ahí, ese diputado de Jaén y aquel eurodiputado de Barcelona -¿divorciado? por supuesto, aunque nunca lo cuenta- que van por ahí mendigando cariño e intentando retrasar su jubilación participando en alguna tertulia preconciliar.

También se llevan las manos a la cabeza porque el hijo de Cospe sea producto de la fertilización in-vitro. Por desgracia, los libero-fachas, esos que quieren un Estado lo suficientemente pequeño para poder irse de putas pero lo bastante grande para precintar dormitorios ajenos, se lo han puesto muy fácil. De nuevo, no sé en qué parte del ideario del PP o de sus programas electorales aparece la regulación de la maternidad. Que yo sepa, durante los ocho años de Aznar la fertilización in vitro floreció en este país, tanto en el sector privado como en el público.

Y del aborto casi mejor no hablar. Tampoco el PP quiere prohibirlo. De hecho, y quitando los primeros años tras la legalización del aborto en España, a Mayor Oreja le cabe el honor de haber sido el ministro del Interior bajo cuyo mandato se produjo el mayor aumento de los abortos en España. Fue en esos años cuando se abrieron las clínicas abortivas que ahora nos escandalizan por su falta de profesionalidad y su escaso respeto a la ley.

No sé qué me da más risa, un progre disfrazado de inquisidor en público para zaherir la hipocresía de la derecha o un conservador vestido de látex en privado. Ambos resultan igual de patéticos.

chuecadilly@yahoo.es

3 Respuestas a “El bodorrio de la Cospe y la nueva inquisición

  1. A la tipa esa de la Iglesias le diría yo que le aplique el mismo rasero a ZP, e incluso a Bono, el de predicar una cosa y hacer la contraria. ¿Por qué no se divorcian? ¿Por qué no llevan a abortar a sus hijas?

    Y estos del PP tocando el violón mientras la propaganda la va ganando la izquierda.

    Como siempre.

    John W.

  2. “…los libero-fachas, esos que quieren un Estado lo suficientemente pequeño para poder irse de putas pero lo bastante grande para precintar dormitorios ajenos, se lo han puesto muy fácil.”.

    Tío: LO HAS BORDADO! :-)))

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s