Si Alan Turing levantase la cabeza… en Lituania se la cortarían


turing_breakout

El jueves 10 de septiembre, el primer ministro Gordon Brown emitió un comunicado en el que, con ocasión del septuagésimo aniversario de la Segunda Guerra Mundial, se honra a Alan Turing, el matemático que descifró los códigos alemanes, un hecho fundamental en la victoria de los aliados. Además, Turing fue el precursos de la informática y la inteligencia artificial (la maquina de Turing). Si pueden leer esto, es gracias al trabajo de este londinense que en 1952 sufrió las consecuencias de la discriminación legal contra los homosexuales. Según cuenta wikipedia:

La carrera profesional de Turing se vio truncada cuando lo procesaron por su homosexualidad. En 1952 Arnold Murray, el amante de Turing, ayudó a un cómplice a entrar en la casa de Turing para robarle. Turing acudió a la policía a denunciar el delito. Durante la investigación policial, Turing reconoció su homosexualidad, con lo que se le imputaron los cargos de “indecencia grave y perversión sexual” (los actos de homosexualidad eran ilegales en el Reino Unido en esa época), los mismos que a Oscar Wilde más de 50 años antes. Convencido de que no tenía de qué disculparse, no se defendió de los cargos y fue condenado. Según su ampliamente difundido proceso judicial, se le dio la opción de ir a prisión o de someterse a un tratamiento hormonal de reducción de la libido. Finalmente escogió las inyecciones de estrógenos, que duraron un año y le produjeron importantes alteraciones físicas, como la aparición de pechos o un apreciable aumento de peso, y que además le convirtieron en impotente.

Dos años después del juicio, en 1954, murió por envenenamiento con cianuro, aparentemente tras comerse una manzana envenenada que no llegó a ingerir completamente. La mayoría piensa que su muerte fue intencionada y se la consideró oficialmente como un suicidio. A pesar de que su madre intentó negar la causa de su muerte, atribuyéndola rotundamente a una ingestión accidental provocada por la falta de precauciones de Turing en el almacenamiento de sustancias químicas de laboratorio, su vida terminó amargamente y envuelta en una nube de misterio. Esta misteriosa muerte ha dado lugar a diversas hipótesis incluida la del asesinato.[1

Thomas Szaz cita al biógrado de Turing en el artículo titulado La vergüenza de la medicina publicado en la revista The Freeman, otra institución liberal que a ojos de algunos también ha caído en manos del malévolo lobby gay:

Turing’s biographer, Andrew Hodges, notes that Turing did not consider his homosexuality a disease, a crime, or a shameful condition. He suggests that Turing opted for medical treatment rather than a brief period of imprisonment because he feared that a criminal conviction would be fatal for his career. Countless of Turing’s gay contemporaries at Cambridge and in London—Wittgenstein, Keynes, Lytton Strachey, many of the Apostles and Bloomsburys—sensibly stayed away from psychiatrists. Many famous people—Gandhi, Russell, and Nehru—spent time in prison, though, and went on to do memorable work. This is not true for people imprisoned in mental hospitals. After the psychiatric degraders finish their job, the “patient” is dead—if not biologically then socially.

Por desgracia, la noticia de la rehabilitación de Turing no ha provocado ningún titular en España. Tampoco en la sección de Internet de los medios digitales. Mejor perpetuar la imagen de los homosexuales como traidores y filocomunistas. Ríos de tinta sobre el grupo de Cambridge y ni una sola palabra a propósito de Turing.

En los últimos tiempos algunos están más cercanos a Lituania, cuyo parlamento ha prohibido cualquier información u opinión que presente la homosexualidad de forma positiva ante menores de edad (nada se dice de las negativas, perfectamente legales), limitando así el derecho de los padres a educar a sus hijos conforme a sus principios y valores -la prohibición se extiende al sector privado-.  El veto presidencial fue levantado por 87 de los 140 miembros del legislativo de aquel país. No parece que esta restricción de la libertad de expresión, que además constituye una violación intolerable en la vida de las familias (¿serán perseguidos los padres que libremente decidan transmitir a sus hijos una imagen positiva de los homosexuales?) les importe a los supuestos defensores de la libertad del individuo frente al Estado. ¿Qué dirían si los socialistas promoviesen alguna medida legislativa en virtud de la cual decir que los gays deberíamos estar ingresados en psiquiátricos fuese punible? TOTALITARISMO. ¿Qué dicen cuando en un país de la UE el parlamento vota una ley que eleva la homofobia a la categoría de pensamiento único? NADA.

Hace unos días un blogger de Red Liberal reivindicaba en estos términos su derecho a educar a su hijo según sus convicciones:

En el tema de la sexualidad, por ejemplo, la homosexualidad será estudiada como mínimo como algo respetable y sin carga moral. Y yo espero que enseñen a mi hijo [en el colegio del Opus Dei al que va] que la homosexualidad existe y que es algo con lo que deberá convivir, pero NO que no tenga una carga negativa moral (que es pecado deberá quedar para la clase de religión). ¿No dice Freud que es la homosexualidad una aberración sexual? Adler y Jung ¿no opinaban aún peor de la homosexualidad? No enseñen a mi hijo que es algo inocuo, porque la enseñanza moral es algo que debe quedar en manos de los padres o de quienes ellos determinen.

Por poco que nos guste Educación para la Ciudadanía, estarán de acuerdo conmigo en que todavía nos queda mucho para llegar al nivel de Lituania, donde un padre que escribiera en su blog que le gustaría que en el colegio de su hijo le dijesen que la homosexualidad es algo respetable podría dar con sus huesos en la cárcel por emitir mensajes que el Estado considera perjudiciales para los niños.

Quiero terminar este post con una nota positiva para todos los amantes de la libertad. Hace unos día Jason Kuznicki, a quien algunos conocerán por su trabajo en el Cato Institute, anunciaba en su blog que él y su compañero –o “marido”, término que según fuentes de toda solvencia fue usado en la reunión de personal de Cato donde los compañeros de Jason conocieron la noticia- habían adoptado una niña. La pareja optó por una modalidad conocida como Adopción Abierta, en el que la madre biológica no pierde el rastro de su hija, a través de la empresa Adoptions Together. A Jason le quedan unos meses de papeleo, tras los cuales:

Obtendremos uno de esos certificados de nacimiento no genéricos que parecen aterrorizar a la derecha cristiana. Sí, dirá: “padre uno” y “padre dos” [o “progenitor”, si prefieren esa traducción] y luego aparecerán nuestros nombres. Es el fin de la civilización occidental, creedme.

Felicidades a los nuevos padres y feliz domingo a todos. Don’t let the bastards get you down!

chuecadilly@yahoo.es


5 Respuestas a “Si Alan Turing levantase la cabeza… en Lituania se la cortarían

  1. La homosexualidad se tolera cuando te das cuenta de que tu mejor amigo es mariquita. Entonces terminas dejando tus prejuicios a un lado…

    Fonseca

  2. O sea, que lo que pretende ese ilustre opinador es regular la verdad, esto es, la práctica homosexual no es buena ni mala sino equivalente a Nike o Adidas, opcional. Y por tanto, el profesor que se manifieste en el colegio del Opus Dei sobre la homosexualidad como una aberración deberá será perseguido. Sí señor. Bueno al menos este ilustre pensador ha dejado para la clase de religión la manifestación sobre la verdad moral. La pregunta es ¿por cuanto tiempo? Siempre he visto en los liberales la cara amable del progre furibundo. Quizá me equivoque, pero lo sigo viendo. ¿Quién dice lo que es moralmente la homosexualidad?¿El COGAM?¿La Iglesia?¿La ley positiva?¿Margol?¿Por qué los católicos -incluso los que no somos del Opus Dei- hemos de ver sofocada nuestra visión sobre la sodomía y los liberales progres han de ver su perspectiva como la moderna y respetable? Y finalmetne ¿por qué siguen utilizando los progres el argumento de que los que denostamos la práctica homosexual queremos a todos los ejercientes entre rejas? El propio Margol en su sectarimo emergente afirmaba lo propio respecto a las prostitutas. Una cosa es acabar con el pecado y otra encerrar al pecador. A estas alturas algunos deberían saberlo ¿np?

    • Esta claro que usted no lee una línea del blog y se limita a escribir homilías. Yo no digo que persigan al señor que lleva a su hijo a un colegio del Opus Dei, sino que en Lituania no persigan al quien tiene un proclama una opinión diferente a la suya. Así de sencillo.

      • Pues Ud. Sr. Margol, tampoco demuesra leer con tino. ¿Quien le ha acusado de perseguir a los colegios del Opus, a sus alumnos o a no se qué caray? Yo no le acuso de nada a ud. Yo sólo denucio -puede Ud. leerlo veinte centímetros por arriba- que se pretenda cercenar la visión de la homosexualidadd que enseña la Iglesia. ¿Eso es una homilía? Pero que trabajito les cuesta aceptar las opiniones del prójimo. Todavía a nosostros que somos dogmáticos, pero a Uds. los liberales, no lo entiendo.

  3. Burro muerto, la cebada…

    En fin, menos es nada.

    Por mucho que en los últimos años la cosa haya ido mejorando, la historia nos enseña que la homoxesualidad ha ido pasando de ser perseguida a medio tolerada.

    Queda mucho por hacer, pero sobretodo mucho por no hacer.

    Con esto último me refiero a los que dando lecciones de todo al por mayor solo pretenden ser unos más a la hora de chupar del frasco y que los resultados les importan una higa.

    John W.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s