César Indiano, un intelectual de verdad


La puta política

Ayer tuve la suerte de conocer a César Indiano, un escritor hondureño que ha pasado la última semana en nuestro país España explicando la situación que vive el suyo. Indiano, que nunca antes se había metido en política de forma pública -otra cosa son sus obras teatrales, las cuales según me contó reflejan sus inquietudes sobre esta cuestión, por ejemplo su convencimiento de que el marxismo es falaz y no puede funcionar- piensa que el ex presidente Zelaya es “indefendible” y “abominable”. El mandatario depuesto no representa el progreso, sino más bien una vuelta atrás para Honduras, una nación que en los últimos años ha mejorado su calidad democrática debido entre otras cosas a que el ejército ha ido entendiendo que debe acatar las decisiones de los civiles elegidos por el pueblo.

No deja de ser irónico que esta vez sea precisamente un civil, Zelaya, quien se haya saltado las leyes para intentar pervertir el sistema y convertirlo en una especie de bonapartismo apoyado por Hugo Chávez y ahora también por Lula de Silva, cuyo Gobierno ha manifestado desde el principio una voluntad clara de hegemonía en América Latina, pues como muchos políticos, politólogos y economistas brasileños de izquierda y derecha piensa que Brasil debe traducir su poderío económico en poder político real.

A finales de agosto, Indiano decidió dejar constancia de su postura ante la polémica por el cese de Zelaya, de quien dice carece del apoyo de la población de Honduras, que está mayoritariamente a favor de Micheleti, en una larga y “excelente”, como dice Zoé Valdés, carta a Hugo Chávez. Estos últimos días los españoles hemos tenido la oportunidad de conocer sus pensamiento en diarios como La Razón, donde afirmaba rotundo que “Zelaya es capaz de destruir el solo Honduras” y que aunque votó por Zelaya ahora está en contra de él, igual que “los que siempre lo hemos hecho [votar] para mantener en pie la democracia”:

Votamos por un hombre normal, por un político liberal que desde el poder hizo un viraje inesperado, buscando ya la tiranía: quedarse en el Gobierno a través de la reforma de la Constitución y alegando unos argumentos totalmente inadmisibles. Eso trajo la desesperación de quien no estaba de acuerdo, que es un amplio sector hondureño. Es gente discreta y educada. Porque muchos de los que andan en las calles son de los sectores marginales que quieren una venganza política y que hallaron en «Mel» al santo perfecto. Un tipo que se declara defensor de los parias, de los bandoleros y de los bloques populares.

Unas declaraciones que podrían prestarse a la crítica fácil consistente en afirmar que Indiano pertenece a algún tipo de oligarquía. La realidad es más bien distinta, puesto de César estuvo a punto de abandonar la escuela por las dificultades económicas de su familia, pero al final pudo estudiar gracias a su tío, quien le pagó el colegio a cambio de realizar tareas domésticas en su casa. O sea, que nada de un hijo del privilegio o un hombre nacido con una cucharita de plata en la boca, como dicen los ingleses, sino un artista e intelectual hecho a sí mismo.

Indiano ha aprovechado su viaje para promocionar su obra teatral y a su compañía en España y confía en poder presentar sus creaciones en nuestro país en un futuro próximo. Entre sus obras figuran los llamados “juicios”, dramatizaciones de pleitos reales que han sucedido en su país y de otros que inventa y en los que aprovecha para contraponer distintos modos de ver la vida, y la titulada Bilia del asno, una crítica a su país con la que pretendió “echarle un porrazo de agua fría en la cara” a sus compatriotas. En La puta política Indiano traza los rasgos de lo que con el tiempo se convertiría Zelaya, “un político mesiánico que ofrece redención a los pobres y debido a eso se convierte en un mártir. En mi novela termina siendo asesinado, que ojalá no pase. No le deseo la muerte al señor Zelaya”.

Escuchar hablar a Indiano, un hombre que en varias ocasiones ha recurrido a la autoedición, y arder de deseos por leer su obra con todo uno, así que espero tenerlo de vuelta en Madrid y que su obra despierte el interés que en principio parece merecer. Tras los escándalos motivados por la decisión del Ministerio de Cultura de introducir la discriminación por razón de sexo en sus subvenciones y del jurado del Festival de cine de San Sebastián de no premiar la película argentina El secreto de sus ojos (¿acaso los sudamericanos han dejado de hacer gracia porque algunos son capaces de producir cosas mejores que las nuestras? ¡Viva la España neo-cañí!) estamos muy necesitados de sangre fresca como la de César Indiano. Ojalá Zapatero lo escuche antes de presentar al presidente Obama su plan para Honduras.

Por cierto, me han hablado muy bien del último libro del hispano-peruano Fernando Iwasaki, España, aparta de mí estos premios. Confío en que no le granjee demasiadas enemistades más allá de las estrictamente necesarias.

chuecadilly@yahoo.es

9 Respuestas a “César Indiano, un intelectual de verdad

  1. Cuando empezamos a creer que nadie mas sabe que nosotros y que nadie mas puede enseñarnos nada, ahi empieza nuestra ruina…el ego demasiado exaltado nos produce una seguera ante la misma realidad de forma increible…y tiramos nuestros reconocimientos en la cara de los demas para que nos respeten.

    Y pensar que quien ha escrito este articulo, se hace decir un intelectual internacionalmente laureado, como el lo hace notar, no conoce lo mas minimo de humildad y expresar los defectos de los demas con tanta saña y odio no es digno de un ser humano, que se considera humanista…Steve Jobs se ha equivocado, al igual que Bill Gates, George Soros, Julio Cortazar, Borges, Jose Saramago, Garcia Marquez, Madoff, etc etc etc..

    Lo mas dificil para un ser humano es tener humildad en medio de la “gloria” terrenal que le dispensan sus semejantes por algun acto o accion que haya representado algo “fuera de serie”.

  2. Felicidades por el artículo y sobre todo por escuchar a Indiano, él ha manifestado lo que la mayoría de hondureños pensamos. La pseudo izquierda o populistas con gustos de capitalistas en mi país,no han superado el resentimiento que no son aceptados y que nadie les cree que se sacrifican en este país. Roberto Quesada, aun con los premios que pueda tener,no supera el resentimiento que tiene hacia la sociedad hondureña que no comparte sus pensamientos. Tristes tontos, izquierdistas con gustos capitalistas…..

  3. En Honduras es plato del día la paliza que le propinó nuestro más trascendente escritor contemporáneo Roberto Quesada al tal Cesar Indiasno. Hasta le clavó ese apodo INDIASNO que no se lo quita ni con todos los martillos del mundo.
    Es que este escritorzuelo de Indiasno no le llega al tacón del zapato a Quesada.
    Viva Mel hijos del maiz!

  4. Roberto Quesada

    “Dejad que los asnos rebuznen, es señal que resistimos”—parodia al Quijote.

    A mis lectoras y lectores que me leen fuera de las Honduras, les pongo al tanto de que “Palmerolo” es un burro (asno) que el presidente constitucional de Honduras, Manuel Zelaya Rosales, obsequió al cacique indígena Cipriano. Pero de ello profundizaremos más adelante.

    Cuando el célebre escritor mexicano Carlos Fuentes dijo en España sobre el golpe de Estado-Militar en Honduras: “lo mejor que puede pasar es que haya elecciones libres, democráticas y que haya un nuevo presidente”.

    Inmediatamente lo refuté en mi artículo: “Carlos sin Fuentes, ¿o Tinta Tibia?” Publicado en Tiempo (Honduras); La Jornada (México); Clarín (Chile); Diario CoLatino (El Salvador); Rebelión (España); y así en cantidad de medios. Quizá fui bastante duro con el maestro Fuentes, quien, por cierto, siempre ha sido muy fino conmigo, pero el caso lo ameritaba. Dar ese tipo de opiniones sólo puede ser por dos razones: desinformación o complicidad con los criminales.

    Sin duda que Carlos Fuentes estaba desinformado, pues días después de mi respuesta aseguró en París que: “Se debe respetar la legalidad. El gobierno de facto de Honduras ha perdido la brújula, ya pasó la época en que se podían tumbar gobiernos elegidos democráticamente…No se puede admitir que un grupo tome el poder y viole la legalidad.

    El gobierno ahora en el poder en Honduras es un gobierno que ha perdido la brújula”, insistió Fuentes. El presidente de facto de Honduras “tarde o temprano tendrá que permitir el regreso” al poder del presidente Manuel Zelaya, añadió. “Lo que está haciendo el gobierno de Micheletti, al sitiar la embajada de Brasil, es inadmisible, es una gran ofensa a Brasil, que es un gran país”, denunció Fuentes.

    Ese es el Carlos Fuentes que yo quería escuchar: el humanista. Y con ello Fuentes muestra humildad y sabiduría, pues admite haberse equivocado.

    Por su parte Mario Vargas Llosa, desde un principio fue contundente en condenar el golpe de Estado Militar, pese a su reconocido extremo conservadurismo, no dudó en decir: “…una acción militar de una gran torpeza.”

    Este golpe de Estado-Militar ha generado muchas opiniones entre escritores, intelectuales, me comentaba en Guatemala el colega y amigo Rodrigo Rey Rosa, que el escritor honduro-salvadoreño Horacio Castellanos Moya, había dicho en una entrevista algo así como que había que recortar a Honduras del mapa latinoamericano y ubicarla en uno de los lugares más atrasados de Africa.

    Si bien es cierto que nos causó gracia, yo cuestioné por aquello aprendido en Los Estados Unidos: la susceptibilidad racial. No obstante, luego de ver toda la barbarie que ha cometido y sigue cometiendo el gobierno de facto golpista, le doy la razón a Horacio.

    En este momento en Honduras la embajada de Brasil está convertida en cárcel; el país incomunicado pues cerraron con decreto ilegal y violencia adjunta la emisora Radio Globo y el Canal 36, Cholusat Sur.

    El sábado asesinaron a un maestro que andaba en la Resistencia y a un joven, también opositor al golpe de Estado-Militar. El desalojo y encarcelamiento de medio centenar de campesinos del Instituto Nacional Agrario (INA), que va desde niños, mujeres, hasta la tercera edad.

    En realidad los golpistas son poquitos, unas diez familias, mismas que hasta puede comprendérseles las ansias de que el pueblo hondureño no despierte, puesto que han sido los explotadores y exprimidores de este país. Detrás de ellos van los pseudogolpistas, estos son aquellos que provienen de lugares humildes como Cortés, Olanchito, Cerro Grande, y lograron con trabajo y trampas un capital.

    Estos son los encargados de rugir y atemorizar al pueblo, pues con ello pretenden que los de arriba, los auténticos golpistas, los reconozcan como de su elite. Ilusos, ni cuenta se dan de que para esos de muy arriba, económicamente—que no cultural—hablando, ellos nada más son tontos útiles con un poco de dinero.

    Están también los golpistas por ignorancia o enajenación, estos solamente repiten lo que escuchan en las radios y televisoras golpistas. Pero, antes de estos, están los arrastrados de los pseudogolpistas, esta especie es la que aprovecha la coyuntura para ganarse la patadita en el trasero de un pseudogolpista dueño de medios y cree que ya está lanzado al estrellato. Por supuesto, el pseudogolpista solamente lo utiliza como carne de cañón para que vaya a mostrar sus caninos al pueblo y a balbucear cual fantasma asustaniños.

    A esta espécimen última pertenece el aspirante a escritor don César Indiano (nótese que no le llamo In-The-Ano ni Indiasno), quien, después de hacer tremendo ‘oso’ en España, quiere culparme a mí de sus desgracias. El vídeo circula en internet. Allí en Tiempo (diario tan democrático en donde hasta columnistas y “analistas” golpistas tienen cabida), pretende desvalorizar mi intelecto, literatura y fama internacional.

    La última vez que vi a César Indiano (es segunda vez y no le llamo Indiasno), fue en el hotel Honduras Maya, en donde llegó a visitarme, a regalarme algunos de sus libros con el bien entendido mensaje de que me pedía que lo apadrinara. Lo medio atendí en el lobby, pues múltiples compromisos hicieron imposible que le diera mucho tiempo.

    Mi esposa y mi cuñada se encargaron de él y me reportaron que César tenía gran admiración por mi obra, por mí, etc., tanto así que yo debía ayudarlo. Me imploraron. Dije que sí, que ya leería sus libros… y sí, esa es la gran deuda que yo tengo con la lectura y, al parecer, la seguiré teniendo. Mi bendición no la tendrá.

    Ahora que César Indiano (tercera vez y no lo digo), es integrante confeso de los arrastrados de los pseudogolpistas, y que con balbuceo delator de ignorancia o vergüenza (o ambas) por reconocer la mentira de su decir (o desdecir) intenta hablar mal del presidente constitucional Manuel Zelaya Rosales, bastaría con recordarle que el presidente Zelaya fue quien salvó a su gorda y sus dos chigüines y a él mismo de hambruna y otras catástrofes, cuando Zelaya fue titular del FISH (1998-2002) y le dio trabajo en la municipalidad de Catamas, siendo alcalde Ramón Cáliz Urtechoy, encima de eso, le patrocinó algunas de sus publicaciones.

    Vergüenza debería de darle salir ahora como “multimillonario” detractor de quien le dio de comer.

    Por allí en su articulillo (¿arti-culío?) César dice que tiene miles, casi millones, de admiradores… Eso sí es verdad, pues al morirse Titus, el gorila más viejo y famoso y rey de las montañas, alguien tenía que reemplazarlo. El graciosillo chimpancé tiene su luna llena mientras lo releva el sol.

    En su amargado artículo César asegura que fuera de Tiempo nadie me publica, pues voy a remitirlo a http://www.google.es y que allí escriba: ‘roberto quesada golpe estado honduras’, vamos a ver si el aspirante a gorila tiene tiempo para por lo menos hojear semejante andanada de publicaciones.

    De verdad, sin ironía, que me da pena que Cesarín haya hecho el papel de papo en España, que lo hayan tomado como mono de cilindro, que esos españoletes hayan hecho cocido de cerdo con todos sus desaciertos, y que alguien se haya tomado la molestia de divulgarlo en internet a través de FIAN.

    Es la misma fórmula que han tenido otros golpistas, van al exterior, hacen el ridículo y regresan bravos porque la información saltó el cerco (no cerdo) mediático.

    A César Indiano (cuarta vez sin llamarle Indiasno) se lo devoraron esos españoles fachas como quien agarra una merienda de Sushi sin siquiera tiempo para la sopa miso.

    Y esta no es la primera vez que César mete las cuatro creyendo que se las sabe todas, no olvidemos cuando confundió el Tartufo con El Alvaro (obra de Moliere en producción de Tito Ochoa, quien se encargó de desenmascarar y poner una vez más en ridículo al ente golpista). Así que no nos culpe de su ‘asnonimato’.

    Lo más gracioso que dice César en su amarga perorata, es: “No compitás conmigo Roberto”. Jua jua jua! Te equivocaste, Barrocillo, no te daré parte de mi fama, tu competidor, sin lugar a dudas, te espera, se llama: Palmerolo.

    Te aconsejo que practiques y hagas ejercicio, pues ese burrico presidencial es un avión, ya que sé de fuentes fidedignas que en lugares aledaños a Tegucigalpa existen grandes pancartas, alusivas a la contienda por venir, en agitada competencia pueblerina de carrera de cintas, con la leyenda: “Palmerolo versus Indiasno”.

    P.D. Como queda constancia hoy: no he dejado títere con cabeza. Jua jua jua!

    Y si quieren ver las fotos que yo no hice del Indiasno entren a http://www.hondurasusaresistencia.com

    Roberto Quesada: Escritor y diplomático hondureño. Premio del Instituto de Escritores Latinoamericanos de Estados Unidos 1996. Premio Periodístico ‘Jacobo Cárcamo” 2009.

    Su novela Los barcos, The Ships, fue traducida al inglés por Hardie St. Martin, traductor de Las memorias de Pablo Neruda. Es autor de Big Banana (Seix Barral); Nunca entres por Miami (Grijalbo Mondadori).

    Forma parte junto a Isabel Allende, Jorge Amado, Guillermo Cabrera Infante, Carlos Fuentes Gabriel García Márquez, Mario Vargas Llosa, y otros de la antología The Best Erotic Writing in Latin Ameican Fiction, publicado por Berkley Trade http://www.amazon.com y http://www.bn.com

    Este año aparecerá en italiano su novela Big Banana. Actualmente es coordinador de Honduras-USA resistencia.

  5. De verdad que da lástima Cesar al que alguna vez conocí. Más tristeza aún que resume la dignidad de un pueblo a una cuestión numimástica, es decir, si él aceptó dinero por callar, ese es problema de él, pero no puede ser vocero de un país que debido al degastado y fallido neo liberalismo capitalista, este país está polarizado.

    Pero bueno, como alguna vez un amigo me dijo, Indiano, es eso, un asno, como su libro, un asno amparado en sus “sacras” palabras, que como única certeza sólo queda esto: es un representante del oscurantismo en todas sus formas.

  6. omar valdiviezo

    Novelista tan desafortunado es Indiano..Con gran alegría empece a leer su novela”La puta política” y el desengaño me llego pronto al comprobar que la tal novela es simplemente desastrosa, incoherente y penosa. No lo recomiendo a Indiano para ser leído. Da lastima. Y en cuanto a sus opiniones políticas golpistas,, se basan en una visión errónea y falaz, que siguen la misma linea de las ideas que nos quieren meter tristemente ese sector oligarquico que domina Honduras y la explota a su antojo. ES penoso que Indiano repita lo mismo que ellos, siendo lo que dice ser:un intelectual.

  7. martin aguilar

    Estimado Luis Margol, si a usted le fuera posible leer los escritos del Sr. al que hace referencia, se daría cuenta del ridículo que esta haciendo, pero como es muy poco probable que Cesar le haya dejado ninguno,
    le recomiendo que busque en España algún ejemplar del comic mexicano Hermelinda Linda o de Aniceto Verduzco, porque si esos personajes pudieran escribir, lo harían como Cesar Indiano, ilustre habitante del barrio Bondojito.

  8. Oiga, si algo me queda claro es que usted es un arrogan¿te y no conoce la modestia. No me extraña su posición traidora en la situación de su país. Es que que se puede esperar. Si usted es tan inteligente como parece querer decir, ¿cómo es que no ha logrado enteder que el asunto no es qué clase de persona es Mel Zelaya? Le explico, porque creo que su gran ego no le permite entender. Lo importante de lo ocurrido en Honduras es que un pueblo eligió a un gobernante, y nos guste o no, en países demócraticos, el gobernante que la mayoría elige es nuestro gobernante, en las buenas y las malas, Mel Zelaya es a quien los hondureños eligieron como su presidente, guste a todos o no, y es quien debe estar en la casa presidencial.
    Pero para usted alguien que no ha estudiado, por la razón que sea, que no se encuentra en ciertos niveles socioeconómicos no son personas, son brutos, burros. En su cuadro de valores y entendimiento la mayoría del pueblo de Honduras es como lo descrito, es decir, que la elección que hicieron no es válida por que son brutos, ignorantes, que no estudiaron, por lo tanto su elección no vale, y los que son “inteligentes” como usted son los que están en capacidad de decidir correctamente, por eso decidieron darle el golpe al presidente electo para poner a una mariotena, que esa si es bruta ¿es ásí?
    Que viva la cultura popular.
    Que viva Honduras

  9. Gracias Luis por tu rápida percepción de las cosas, pocas personas pueden en unos minutos captar los matices más esenciales de otra persona… se necesita ser muy sensible y ser muy buen escuchador para ir al fondo de lo que los demás buscan en este largo mundo… no puedo menos que felicitarte, agradecerte encarecidamente los finos términos de tus deseos hacia y decirte que yo duplico para vos todo lo que me deseas… desde luego que volvere y estoy seguro que Madrid, España y la gran arena de su vasta cultura… será el siguiente paso de mi destino, y ustedes serán, mis primeros amigos españoles en enterarse… Gracias y espero que tus tareas y tu trabajo te conduzcan por siempre hacia gloriosas satisfaciones…

    César Indiano

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s