La experiencia, grado ¿de qué?


Existe entre los carpetovetónicos más dados a ignorar las consecuencias de sus ideas un curioso vicio: apelar a la experiencia como defensa inapelable contra cualquier crítica. Es el celebérrimo “llevo 20 años en esto” al que algunos acuden cuando que la naturaleza se impone y demuestra que, aunque quizá perfecta, sus criaturas no siempre lo son.

¿Hartos de que los miembros de la tribu de los no pensadores, que diría Bertrand Russell, saquen sus años, no siempre bien llevados, a relucir como marca de calidad? Les propongo unas contestaciones rápidas y efectivas que a buen seguro harán que, la próxima vez que blandan el DNI tal que cimitarra mora, se lo piensen dos veces, pues las cuchillas de doble filo pueden ser contraproducentes.

Por ejemplo, al “llevo 25 años en esto” uno podría responder: “y Arturo Fernández 50 en lo suyo y todavía no ha aprendido a actuar, aunque al menos él sí que ha tenido éxito”. Se puede dejar aquí o entrar a matar y añadir: “¿y tú?”. O bien señalar tongue-in-cheek una curiosa coincidencia: “¿25 años? Justo los mismos que el sector lleva en crisis. Me parece muy valiente por tu parte asumir tu cuota de culpabilidad”.

Esta fórmula admite variantes, por ejemplo la de los políticos, aunque uno debe tener cuidado, no vaya a ser que la alusión a Fidel Castro o a Franco se tome como un halago. Otros dictadores son tan poco conocidos que uno corre el riesgo de quedar como un pedante. Sin embargo, hay un caso que sí se puede, y si me apuran diría que incluso se debe, mencionar, aunque sólo sea por puro patriotismo:

¿Qué llevas cuántos años en esto? Bueno, y Pedro Solbes estuvo 15 años destruyendo todo lo que tocaba, aquí y en Europa, y todavía hay algún gilipollas que lo aplaude.

La experiencia es un grado, pero no siempre de probidad y competencia. A veces lo es de todo lo contrario. Piensen antes de hablar, pues esa frase que tanto les gusta podría ser una perfecta gilipollez que los demás no se molestan en desvelar por una cuestión de buenas maneras y cortesías, las mismas de las que ustedes carecen.

chuecadilly@yahoo.es

Una respuesta a “La experiencia, grado ¿de qué?

  1. Precisamente por lo que criticas es lo que les fascina a otros. ¿Cuantos hay que no se han bajado desde los 17 o 18 del coche oficial? Y lo que te rondaré, morena.

    John W.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s