Antisemitismo mariprogre


Hace meses que no usaba el término “mariprogre”, acuñado por mí en los tiempos de LD, por lo ofendidos e ultrajados que se sintieron algunos. Bueno, lo siento, pero hay afrentas mucho más graves y dañinas que las que yo pueda hacer usando un neologismo bastante descriptivo. Me refiero a la impresentable actitud del colectivo LGTB asturiano XEGA, que la semana pasada se negó a sumarse a los actos en recuerdo del Holocausto.

Antonio José Chinchetru, a quien algunos lectores recordarán siempre he considerado un auténtico male fag-hag, es decir, un mariliendres, cuenta lo sucedido en su primera columna en Factual:

Como excusa para justificar su ausencia, los responsables de la asociación argumentan que “nos tememos que nuestra presencia en el mismo pudiera ser considerada un apoyo a la política del gobierno de Israel en relación con el pueblo palestino”. La respuesta, que la propia organización ha publicado en su sitio web, añade un párrafo de condena al único Estado democrático de Oriente Medio.

¿Los de XEGA son absolutamente gilipuertas o sólo se lo hacen? Sólo les falta decir que la denuncia que en su página web hacen de las ejecuciones de gays en aquel país (o tenían, porque ya no está; ¿la habrán retirado para no ofender a los ayatolás?) no son un cuestionamiento de la teocracia, ni mucho menos de su política antisemita que pretende borrar a Israel del mapa. ¡Menuda panda! Organizaciones de ese tipo son auténticas fábricas de homofobia. Gentuza. Por cierto, ¿tienen los de XEGA idea de los homosexuales que murieron a manos de los nazis? ¿Saben de dónde sale el triángulo rosa? Una cosa es que te den morbo los uniformes militares, y otra que te niegues a participar en un acto que también recuerda a los torturados y asesinados por ser como tú porque piensas, o al menos pareces pensar, que algunas de las víctimas se lo tenían merecido. Repugnante.

Hace unos días, Cathty Young publicó un artículo muy ilustrativo a propósito de la utilización del debate sobre la política exterior de Israel para fomentar el odio a los judíos, sobre todo en la izquierda, y también del temor que ser tildado de antisemita crea a la hora de discutir asuntos como la política de Oriente Medio. El caso de XEGA es un ejemplo perfecto del primer caso. Ni siquiera a Paul Auster -ya lo sé, muy sobrevalorado, y su última novela es un caca-culo-pedo-pis megapretencioso, pero el señor tiene buena inventiva- se le habría ocurrido una situación más esperpéntica y ridícula que una vez más pone en evidencia la impostura moral e intelectual de muchas de las mal llamadas organizaciones de derechos humanos.

Don’t believe the hype!

chuecadilly@yahoo.es

2 Respuestas a “Antisemitismo mariprogre

  1. Otro ejemplo más, desgraciadamente, de la deriva a la que nos lleva esta izquierda cada vez más radical y del servilismo al que se han sometido los chiringuitos megasubvencionados y los estómagos agradecidos que los pastorean.

    John W.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s