Frivolidad letal


No sé qué pensarán en Vogue del adorable marido de su glamurosísima rosa del desierto cuando se enteren de que anda por ahí matando a cientos para mantenerse en el poder.

Tras el publirreportaje al dictador sirio a través de su esposa publicado en Vogue, (lo que menos entiendo es la colaboración del fotógrafo James Nachtwey, conocido por sus trabajos en zonas de guerra y de opresión que tano han concienciado en todo el mundo. Todos tenemos un precio, supongo) no sé cuál será la próxima idea genial de la gente de las revistas de moda. Tal vez High Life in Pyonyang? Quizás Scorching Glamour in Darfour? Menos mal que no estamos en los años cuarenta, porque sólo de pensar lo que alguna lumbrera tal vez habría hecho se me ponen los pelos de punta.

Soy el primer defensor de la frivolidad, pues sin ella gente como yo de naturaleza justiciera y algo pendenciera andaría todo el día enfadada y tristona, pero algunos deberían pensárselo mejor antes de rebasar ciertos límites, por ejemplo el respeto a sus lectores.

Yo ya he escrito mi carta a de protesta a Vogue. Si quieres hacerlo tú pincha aquí.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s