Impuestos para ricos, dinamita para los pobres


Si quieren que pague más por ser rico, dejo de serlo y en paz. Esta suele ser la respuesta de los ricos ante las amenazas de subidas de impuestos de los gobiernos. Tal vez algunos no tengan tiempo de hacerlo el primer año, pero sí el segundo. Lo peor es que, a veces, para dejar de ser rico uno tiene que mandar a gente al paro, renunciar a contratar nuevos trabajadores,  dejar de consumir ciertos productos en el país de origen o incluso mudarse. Al final tenemos un rico menos y algunos pobres más, menos ingresos para el Estado y más gastos en prestación por desempleo.  No hace falta ser economista para saber que en situaciones como esa todos perdemos. ¿Así pretende el PSOE aplicar la enmienda constitucional y cuadrar las cuentas? Dios nos pille confesados.

Más que aumentar impuestos, tal vez el PSOE debería preocuparse por los que deben y no pagan. Me vienen a la memoria del contencioso que PRISA mantiene con la Agencia Tributaria desde hace más de 10 años por una cantidad que ronda los seis millones de euros y el nuevo expediente abierto a esa empresa por 67 millones más. También me pregunto qué fue de la deuda que los sindicatos tenían con la Seguridad Social. ¿La pagaron ya? Y si fue así, ¿cómo? ¿Tal vez con el aumento de las subvenciones concedidas por el Gobierno?

Se habla mucho, y a menudo con razón, de la hipocresía de cierta derecha en cuestiones de cintura para abajo. Cuanto más conservadores,  más pervertidos, dicen algunos. Si quieres saber lo que es un estilo de vida alternativo, entérate de lo que hacen ciertos políticos conservadores en su tiempo libre. Tal vez sea verdad, pero al fin y al cabo las repercusiones de esas conductas sólo les hacen daño a sus familias, que no es poco, pero que yo sepa no redundan en la marcha de la economía nacional. En cambio, la hipocresía de la izquierda en asuntos económicos sí que nos afecta a todos, porque equivale a un verdadero atraco colectivo. ¿Quiénes son ellos para arrebatarle a la gente su medio de vida y decidir quién gana y quién pierde, quién debe someterse a la ley y quién puede saltársela mientras acusa a los demás?

La última vuelta de tuerca, la del ministro de Trabajo Valeriano Gómez, que hoy ha acusado a los empresarios del aumento del paro en agosto y de estar más preocupados por el cambio de Gobierno que por la economía.  Se refiere a la práctica de hoy te despido, pasado mañana te contrato que muchas empresas practican para adecuar la realidad de la economía a la legislación laboral. Claro, lo mejor habría sido hacer un ERE, mandar a la gente a la calle y que los sindicatos pasen por caja para quedarse con su comisión. Más dinamita pa los pobres del Gobierno más social de la democracia. Y aún les quedan tres meses.

chuecadilly@yahoo.es

2 Respuestas a “Impuestos para ricos, dinamita para los pobres

  1. Entiendo tu indignación, pero como en todas las vertientes de la vida, esta no es más sencilla de gestionar que cualquier otra. El análisis me parece un poco superficial. Los impuestos y la recaudación fiscal es el mecanismo que asegura la libertad de un pueblo para vivir en la sociedad de derecho. Sin arcas públicas no hay nada. Sin nada no vivimos. Los ricos realmente pagan muy poco. Mucho menos que el funcionario o el currito y esto no es muy lógico. Creo que de alguna manera se podrían equilibrar mejor la distribución impositiva. Sin dejar de combatir con seriedad y eficiencia, fraude, estafa, trabajo en negro y corrupción. Grandes agujeros negros que se comen el dinero de todos nosotros, los ciudadanos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s