Presentación


Luis Margol por FonsecaDurante los dos años y medio que estuve escribiendo la columna Chuecadilly Circus y varias cosas más para Libertad Digital (en España los editorialistas de los periódicos suelen permanecer anónimos, pero yo soy alérgico a los armarios), varios lectores me propusieron abrir un blog. De hecho, mucha gente pensó que Chuecadilly era un blog, probablemente debido al formato de muchos textos, que más parecían el diario de un gay políticamente incorrecto y un tanto desubicado -yo entonces no lo sabía- que el artículo al uso.

Así que tras salir de LD decidí abrir esta bitácora, en la que he ido publicando sin regularidad artículos y comentarios sobre cualquier cosa que me haya parecido  interesante maridando locuacidad, buen humor e ingenio, que dicen mis amigos, con amargor, frustración e impotencia, que dicen otros.

A partir del 13 de julio, este blog estará vinculado a Periodista Digital, un medio que conocí en 2004 cuando vivía en California gracias a un amigo español que me lorecomendó. Así que adiós al relajo. Bienvenida sea la rutina siempre que se disfrute, como en este caso.

Se suele decir que la presentación de un blog no debe exceder la extensión media de sus entradas. Otra cosa es, además de una falta de educación, un signo de egolatría intolerable, así que agradezco a todos mis lectores su tiempo y su paciencia y les invito a disfrutar de este rincón de libertad desde el que pretendo informar, entretener y proporcionar pistas para sobrevivir sin perder la dignidad ni la decencia en estos tiempos bárbaros que no han tocado vivir. Y cómo no, también suscitar preguntas y discusiones, aunque debo advertirles que en principio el único que insulta aquí soy yo, a menos que la ofensa reúna los requisitos de ingenio, finura y mala leche que le exijo a cualquier insultador digno de tal nombre.

En fin, y como dijo Oscar Wilde, I am more sinned against than sinning myself. Es decir, que son más graves los pecados cometidos contra mí que los propios. Gracias.

El loco

La estrella

Anuncios

Una respuesta a “Presentación

  1. Pingback: Mi último Chuecadilly « El blog de Luis Margol